Tipos de piel

Antes de aplicarnos cualquier tipo de tratamiento debemos saber qué tipo de cutis tenemos y cómo cuidarlo. Aunque existen matices, se puede decir de forma genérica que existen tres tipos de piel: piel grasa, piel seca y la piel normal o mixta.

Añadiríamos un cuarto tipo de piel, que es la piel sensible, aunque ésta la podemos encontrar en cualquiera de los tres casos anteriores y más que una categoría a parte es una característica asociada a la misma.

La coloración de la piel varía según las diferentes razas. Se debe a un pigmento denominado melanina. Influyen también las modificaciones en la circulación y la presencia de hemoglobina en diferentes grados de oxigenación.

Con un buen asesoramiento profesional, apoyado en la última tecnología, se determina en cada momento los cuidados y cosméticos más adecuados para mantener la piel saludable y bella. Debemos tener en cuenta que con la edad cambia el estado de nuestra piel y a veces también el tipo piel.
Enfermedades, condiciones climáticas, tabaquismo, alimentación, exposición solar, … pueden afectar en gran medida al estado de nuestra piel provocando pigmentación, deshidratación, flacidez, etc.

Con la no utilización de cosméticos específicos según el estado de la piel en cada momento, lo que conseguimos es acentuar más la problemática existente.

Próximamente os daremos herramientas para conocer en profundidad vuestro tipo de piel.

Montse Sanz (Directora de centro de estética)

¡Compartelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone