Prepárate para tu boda

El deseo de toda novia es estar muy guapa y espectacular el día de su boda. Todas las miradas se centrarán en ti y tu piel debe estar radiante y perfecta, lo que se reflejará en cada fotografía.
Es muy importante planificar adecuadamente la agenda de belleza, de lo contrario el estrés puede hacer estragos en tu piel.

Tres meses antes y como cada novia es distinta, se recomienda la primera visita al centro de estética, para realizar un diagnóstico y determinar los tratamientos que necesites. A continuación te presento un programa básico de belleza para tu boda.

Un mes y medio antes de la celebración, es imprescindible realizar una higiene facial en profundidad como comienzo para preparar la piel para tratamientos posteriores. Al mismo tiempo es muy importante revisar el diseño y depilación de las cejas.

Realizaremos semanalmente un tratamiento facial dependiendo del tipo y estado de la piel. Si es una piel grasa el tratamiento irá destinado a normalizar la secreción sebácea. La piel seca necesita mucha hidratación, por lo que son muy recomendable los tratamientos con Velos de colágeno. Los efectos de estos tratamientos son progresivos y acumulativos y a medida que pasen los días la piel mejorará notablemente, para que tu maquillaje luzca perfecto.

Un mes antes, coincidiendo con el día de la prueba del vestido y del peinado, aprovecharemos para hacer la prueba de maquillaje. De esta manera comprobaremos con antelación que tonos son los que más nos favorecen, pudiendo realizar después alguna modificación.

Durante los diez días previos, es muy recomendable hacerse un permanente y tinte de pestañas por su efecto favorecedor en la mirada. Al mismo tiempo un tratamiento de contorno de ojos ayudará a mejorar el aspecto, calmando y refrescando la mirada. Volveremos a revisar el diseño de las cejas y las depilaremos.

Una semana antes realizaremos una pedicura completa con un peeling y esmaltado de uñas. También una exfoliación corporal nos dejará la piel muy suave y sedosa, ideal si piensas tomar el sol durante tu luna de miel.

Si no has previsto con antelación la idea de fotodepilarte, programaremos la cita de la depilación con cera 3 ó 4 días antes de la ceremonia.

Para lucir un perfecto bronceado sin agredir tu piel es ideal realizar una sesión de DHA con caña de azúcar dos días antes de la boda.

El día antes acabaremos de ultimar detalles, repasando las cejas y con una manicura, pudiendo optar por el esmaltado permanente, para lucir unas uñas perfectas durante dos semanas. Y para que la última noche de soltera tu sueño sea reparador, lo más recomendable es un tratamiento relajante anti-estrés, por ejemplo de chocolaterapia.

El día de la ceremonia, después de acudir a la peluquería, solo nos quedará el maquillaje y si en los meses más calurosos, a la vez y para no perder más tiempo, te puedes realizar un tratamiento con vendas frías o una sesión de presoterapia para que sientas tus piernas ligeras en un día tan especial.

Montse Sanz (Directora de centro de estética)

¡Compartelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone