La presoterapia y sus beneficios

La presoterapia es un método terapéutico utilizado tanto en fisioterapia como en estética para estimular el drenaje linfático y la circulación periférica. al mismo tiempo que corrige alteraciones del sistema circulatorio mediante la aplicación de presiones sobre diferentes partes del cuerpo.

Los beneficios de la presoterapia son los siguientes:

– Mejora el sistema circulatorio, aumentando el oxígeno en el cuerpo y disminuyendo la tensión sanguínea.

– Mejora el sistema linfático, al nutrir mejor las células y eliminar toxinas, al mismo tiempo que se estimula el sistema inmunológico.

– Estimula y tonifica músculos y articulaciones, ayuda a relajarlos y alivia la fatiga proporcionando una agradable sensación de bienestar.

– Relaja los músculos abdominales e intestinales, mejorando el funcionamiento del aparato digestivo, ayudando a corregir el estreñimiento…

Estos beneficios quedan reflejados en nuestro cuerpo, siendo la presoterapia un complemento ideal para adelgazar, además de constituir una técnica muy utilizada en medicina deportiva.

Conseguimos aliviar, significativamente, muchos problemas de salud como el reumatismo, las migrañas, el estrés, la celulitis edematosa, la retención de líquidos, varices, mejorar de la circulación; cuando existen problemas en postoperatorios, es un gran aliado en los tratamientos pre y pro-liposucción, piernas cansadas, de gran ayuda en tratamientos de cavitación, y acumulación de líquidos; consiguiendo un perfecto drenaje linfático, a través del que se eliminan toxinas y grasas acumuladas.

En el embarazo, mejora el aspecto de la piel, evita la sensación de pesadez en las piernas, previene los riesgos de posibles trombosis venosas en el periodo final y durante el parto. Después del parto, ayuda a recuperar la figura; utilizándose también en el tratamiento de las alteraciones orgánicas que causa la menopausia, como el abultamiento localizado, celulitis, osteoporosis, dolores musculares, sobrepeso etc.

El tratamiento de presoterapia se efectúa introduciendo las extremidades inferiores en unas botas neumáticas con una doble pared que forma una cámara hinchable, donde con ayuda de un compresor se insufla aire a una presión correctamente dosificada en cada zona. Se obtiene un masaje por estimulación mecánica, desde los pies hasta la zona abdominal, aplicando varias presiones sobre cada zona con movimientos de bombeo e impulso, activando la circulación, corrigiendo así alteraciones en el sistema circulatorio y/o linfático.

Se trata de una técnica poco invasiva, sin riesgos, que puede aplicarse en todas las edades y que proporciona además una agradable sensación de relajación y bienestar. Es uno de los mejores métodos para librarse de la celulitis, modelar el cuerpo, eliminar toxinas y sentirse bien.

Montse Sanz (Directora de centro de estética)

Guardar

¡Compartelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone