El bolso y nuestra salud

Cuando tenemos frecuentemente dolor de espalda, cuello u hombros, no podemos culpar sólo a la silla de la oficina o a la limpieza del fin de semana, porque en muchos casos todo se reduce a la manera en que llevamos el bolso.
El tamaño, el tipo de tiras y hasta la forma en que lo llevamos podrían afectar a nuestro cuerpo. Sigue estos interesantes consejos si quieres mejorar tu postura y olvidarte de los dolores:

– Busca bolsos con tirantes anchos que te permitan distribuir mejor el peso. Además, ten en cuenta  aquellos que vienen con un añadido acolchado en la parte que va sobre el hombro.

-Considera los bolsos pequeños. Los expertos en salud recomiendan este accesorio de un tamaño reducido porque nos obliga a llevar poco peso. Además, el peso general se distribuye en el centro, lo que permite que tus músculos carguen con él y no tu espalda o tus hombros.

– Rebaja el peso: muchos especialistas apuntan que las mujeres solemos llevar en el bolso más peso del que realmente necesitamos. Así que aprovecha para hacer limpieza, eliminar todo lo que no necesitas y procura rebajar el peso. Se recomiendan que el peso del bolso no supere el kilo.

– Cambia posiciones: la mayoría tenemos un lado favorito, pero se recomienda cambiar de vez en cuando para permitir que nuestro cuerpo no cargue continuamente con el mismo peso o la misma postura y para que no dificulte la circulación de la sangre en los brazos.

– Si tienes que llevar mucho peso te recomendamos que recuperes el uso de la mochila porque te ayudará a aliviar el dolor de espalda.

Montse Sanz (directora de centro de estética)

¡Compartelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone