Efectos del tabaco en nuestro aspecto físico

El tabaco lesiona la piel de todo nuestro cuerpo. El signo más evidente es la deshidratación de la epidermis y la destrucción de las fibras elásticas de la dermis. ¿Resultado? La aparición de arrugas y envejecimiento prematuro de la piel. A esto, se suma la asfixia celular por la disminución de la circulación capilar en los fumadores, apareciendo el cutis grisáceo y apagado. Resulta más evidente en la cara puesto que es la zona más expuesta a los rayos del sol.

La congestión de los senos nasales y la rinitis crónica que produce el tabaco traen como consecuencia abultamiento de los párpados.

La mayoría de las personas fumadoras con más de 10 años de hábito se pueden identificar fácilmente con un examen facial. Algunos de estos signos de “cara del fumador” son: aspecto envejecido, rostro demacrado con prominencia de los huesos, (especialmente de los pómulos), piel opaca o grisácea, manchas cutáneas púrpuras, arrugas prematuras por alteración de las fibras elásticas, los labios y los ojos están rodeados de finas arrugas, líneas profundas y superficiales en las mejillas y las mandíbulas, cabello reseco, quebradizo y con falta de luminosidad,…

Las uñas también se ven afectadas, debilitadas. Se vuelven más frágiles y pierden brillantez.

Las arrugas de los fumadores son diferentes, más estrechadas, profundas y con contornos muy marcados.

El color de la piel de los fumadores no presenta el color rosado característico del cutis sano, presenta una palidez cercana al amarillo grisáceo, por lo cual es extraño que los fumadores tengan mejillas rosadas.

La relación del tabaco con las arrugas se manifiesta con claridad en hombres y mujeres a partir de los 35 años y son directamente proporcionales al grado de consumo. Entre los 40 y los 50 años hay una probabilidad de arrugas idéntica a la de los no fumadores de 20 o 30 años más.

Lo más importante de la acción del tabaco en la piel es la precocidad en la aparición de las arrugas y la sequedad, más manifiesta en la mujer, debido a las características de su piel, que suele ser más sensible que la de los hombres. La mujer que fuma no sólo perjudica su salud, sino también su piel y su cabello. Este proceso de envejecimiento prematuro se debe a la gran cantidad de radicales libres que genera el humo del tabaco, responsables de la oxidación de las células de la piel, disminuyendo los niveles de vitamina A, encargada de proteger la piel de estas moléculas, produciendo atrofia dérmica, disminución de fibroblastos, destrucción de fibras elásticas,… Quedan dañadas las membranas de las células, llegando a destruir y mutar su información genética, disminuyendo considerablemente la irrigación y nutrición por la sangre.

El tabaco se asocia también con un incremento de riesgo de aparición de psoriasis y reduce la respuesta a los tratamientos.

El humo del cigarro también afecta la cicatrización de las heridas.

El tabaco también puede provocar acné, cáncer cutáneo, cáncer de labio y alteraciones en la estética bucal, como aumento de la placa bacteriana, riesgo de gingivitis, irritación de mucosas y encías, tono amarillento de los dientes.

Existe también un factor genético puesto que hay casos de fumadores en los cuales no es tan visible este envejecimiento. El envejecimiento cutáneo se potencia al unir tabaco y exposición solar, agravando los melanomas.

No fumar no sólo ayuda a respirar mejor y vivir más años con mejor calidad de vida, también nos hace tener un aspecto mucho más joven.

 Montse Sanz (Directora de centro de estética) 

La piel y sus funciones

La piel es esencial para la supervivencia del individuo por su función protectora, limitando nuestro cuerpo del medio externo. Es el órgano más grande del cuerpo, su superficie llega a casi dos metros cuadrados y su peso representa el 30% del peso total del adulto. Cada centímetro cuadrado contiene miles de células y centenares de glándulas sudoríparas, glándulas sebáceas, terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos.

Existen tres capas: la más superficial, llamada epidermis, la dermis, con su función de apoyo y forma, y la hipodermis, también denominada grasa subcutánea.

Nuestra piel está genéticamente programada para defenderse de las agresiones de su entorno, pero en el momento que traspasamos los límites de estas defensas, estaremos provocando cualquier patología, desde la más leve a la más maligna como el cáncer de piel.

FUNCIONES:

– Actúa de barrera, evitando las pérdidas de agua y proteínas manteniendo el equilibrio y protegiendo al organismo de las agresiones.

– Es el principal elemento para preservar la termoregulación corporal, enfriándola por vasodilatación y evaporación del sudor.

– Protege de la penetración de los rayos ultravioletas, gracias a la melanina y a la queratina, que impiden ejercer su acción nociva sobre el núcleo de la célula.

– Interviene en el metabolismo de importantes moléculas, entre ellas, la síntesis de la Vitamina D, tan importante para nuestros huesos y participa en la vigilancia inmunológica.

– Funciona como órgano de expresión por su capacidad de revelar diferentes estados anímicos.

Montse Sanz (Directora de centro de estética) 

Tipos de piel

Antes de aplicarnos cualquier tipo de tratamiento debemos saber qué tipo de cutis tenemos y cómo cuidarlo. Aunque existen matices, se puede decir de forma genérica que existen tres tipos de piel: piel grasa, piel seca y la piel normal o mixta.

Añadiríamos un cuarto tipo de piel, que es la piel sensible, aunque ésta la podemos encontrar en cualquiera de los tres casos anteriores y más que una categoría a parte es una característica asociada a la misma.

La coloración de la piel varía según las diferentes razas. Se debe a un pigmento denominado melanina. Influyen también las modificaciones en la circulación y la presencia de hemoglobina en diferentes grados de oxigenación.

Con un buen asesoramiento profesional, apoyado en la última tecnología, se determina en cada momento los cuidados y cosméticos más adecuados para mantener la piel saludable y bella. Debemos tener en cuenta que con la edad cambia el estado de nuestra piel y a veces también el tipo piel.
Enfermedades, condiciones climáticas, tabaquismo, alimentación, exposición solar, … pueden afectar en gran medida al estado de nuestra piel provocando pigmentación, deshidratación, flacidez, etc.

Con la no utilización de cosméticos específicos según el estado de la piel en cada momento, lo que conseguimos es acentuar más la problemática existente.

Próximamente os daremos herramientas para conocer en profundidad vuestro tipo de piel.

Montse Sanz (Directora de centro de estética)

La piel grasa y su mantenimiento

Este tipo de piel, se caracteriza por su aspecto brillante y oleoso, poros dilatados, textura gruesa y el tono ligeramente grisáceo y apagado, debido al exceso de sebo.

Un importante inconveniente del exceso de grasa es que ésta estimula el desarrollo de “puntos negros”, granos y espinillas característicos del acné . El factor hormonal es también responsable en parte de la hipersecreción sebácea que desencadena su aparición; siendo este un apartado muy extenso que trataremos en otro artículo más adelante.

La piel grasa presenta una mayor actividad de las glándulas sebáceas. El uso de un innecesario exceso de cosméticos oleosos y grasos puede producir estos mismos efectos.
Se distinguen varios tipos de piel grasa con distintas características:

Piel grasa seborréica
Se presenta, principalmente, en personas de raza latina. El aspecto es de brillo graso con los poros dilatados. Con zona medio facial engrosada. No suelen presentar rojeces ni descamación. De tacto suave y untuoso.

Piel grasa deshidratada
Se desarrolla cuando la secreción sebácea modifica su composición y la emulsión epicutánea no se forma o es insuficiente para proporcionar una adecuada protección a la piel, ya que disminuye el agua retenida al evaporarse ésta con más facilidad y, la piel se deshidrata, volviéndose más áspera al tacto, convirtiéndose en menos elástica y apareciendo, por tanto, las finas arrugas por dehidratación.
La perdida de agua de la piel puede ser debida al sudor, a la contaminación, a las condiciones climáticas y a otros factores como el alcohol, el tabaco, etc. Todo esto hace que el organismo sea incapaz de retener el agua provocando la pérdida de la suavidad y de las propiedades protectoras. Con estas perdidas, la piel se va secando.

Piel grasa asfíctica
Es la piel que por la utilización errónea de cosméticos demasiado astringentes, ha alcanzado este estado. Provocando una alteración en la composición de la secreción sebácea, y la aparición de quistes sebáceos, comedones de grasa y milliums.
Brillo en zonas seborréicas pero con aspecto marchito y mate en zonas laterales del rostro. Piel ligeramente engrosada y pálida.. Pigmentan mal y pueden aparecer manchas frecuentes y coloración irregular. Se irrita y deshidrata fácilmente.

Piel mixta
Es la más frecuente. Posee una zona medio facial grasa y laterales secos.

Limpieza y mantenimiento

Lava tu rostro con un limpiador especial para pieles grasas. Esto debes hacerlo por la mañana y por la noche, aunque no lleves maquillaje, así evitarás que los poros se obstruyan dando origen al temible acné.
Una vez por semana aplícate una mascarilla que te ayudará a purificar y limpiar tu rostro de las impurezas.
Hidrátate, utilizando un producto matificante suave.Toma dos litros de agua al día. Así podrás eliminar el exceso de grasa e impurezas con mayor facilidad.
Evita los maquillajes y bronceadores que no sean específicos para pieles grasas.
Una vez al mes, confía en las profesionales de  la estética. Pide que te realicen un diagnóstico del estado de tu piel y que te hagan una buena higiene facial, buscando el equilibrio, que es la clave para la belleza de este tipo de pieles.

Montse Sanz (Directora de centro de estética)

Guardar

El bolso y nuestra salud

Cuando tenemos frecuentemente dolor de espalda, cuello u hombros, no podemos culpar sólo a la silla de la oficina o a la limpieza del fin de semana, porque en muchos casos todo se reduce a la manera en que llevamos el bolso.
El tamaño, el tipo de tiras y hasta la forma en que lo llevamos podrían afectar a nuestro cuerpo. Sigue estos interesantes consejos si quieres mejorar tu postura y olvidarte de los dolores:

– Busca bolsos con tirantes anchos que te permitan distribuir mejor el peso. Además, ten en cuenta  aquellos que vienen con un añadido acolchado en la parte que va sobre el hombro.

-Considera los bolsos pequeños. Los expertos en salud recomiendan este accesorio de un tamaño reducido porque nos obliga a llevar poco peso. Además, el peso general se distribuye en el centro, lo que permite que tus músculos carguen con él y no tu espalda o tus hombros.

– Rebaja el peso: muchos especialistas apuntan que las mujeres solemos llevar en el bolso más peso del que realmente necesitamos. Así que aprovecha para hacer limpieza, eliminar todo lo que no necesitas y procura rebajar el peso. Se recomiendan que el peso del bolso no supere el kilo.

– Cambia posiciones: la mayoría tenemos un lado favorito, pero se recomienda cambiar de vez en cuando para permitir que nuestro cuerpo no cargue continuamente con el mismo peso o la misma postura y para que no dificulte la circulación de la sangre en los brazos.

– Si tienes que llevar mucho peso te recomendamos que recuperes el uso de la mochila porque te ayudará a aliviar el dolor de espalda.

Montse Sanz (directora de centro de estética)

La piel seca y sus cuidados

En la piel normal y sana encontramos la cantidad de agua y grasa necesaria para mantener un equilibrio. Se mantiene lubricada y libre de infecciones. Hay ocasiones en que alguno de los dos compuestos, o ambos, se presentan en una cantidad inferior a la necesaria y, la epidermis se vuelve seca, marchita y sin vida.
El cutis que tiende a la sequedad se irrita fácilmente pudiendo ser también muy sensible, puede presentar descamación, aspereza al tacto, falta de brillo, prurito, pequeñas venitas en la nariz, arrugas, pérdida de elasticidad, y en algunos casos, eccema.

En el proceso de queratinización (el que permite que la piel se renueve cada 28 días) nos encontramos con trastornos que reducen en gran medida la concentración de urea, nuestro hidratante natural, lo que deriva en la disminución de la capacidad para retener la humedad en la piel.

La piel seca puede ser el resultado de diversos factores que restan humedad a la piel: unas condiciones ambientales excesivamente secas (calefacción o aire acondicionado). Otra causa, mucho menos común es una deficiencia de grasas, vitaminas y minerales en nuestra alimentación. Tábaco, alcohol, ciertos medicamentos, clima muy seco, polución, un exceso de exposición solar, el uso de jabones inadecuados para este tipo de piel, la no utilización de cosméticos hidratantes y el factor hereditario.

Dentro de las pieles secas se encuentran principalmente las
pieles alipídicas y las deshidratadas.

Las pieles alípicas

Pieles secas alípicas lo son por falta de grasa. Cuando el contenido de los lípidos en la piel es bajo, ésta se vuelve seca y pierde su elasticidad.
En este tipo de pieles la cantidad de componentes grasos en la superficie está sensiblemente reducida y con ello su capacidad de retención de agua. Estas pieles tienen escasa lubricación, presentan grietas, rojeces y descamación. Suelen ser finas, de color blanco rosado, aspecto mate y marchito, poros cerrados e imperceptibles a simple vista, ásperas al tacto, descaman fácilmente, con arrugas, poca elasticidad, resisten muy mal los cambios climáticos y se broncean con dificultad.

Las pieles deshidratadas

La piel seca deshidratada puede presentarse en cualquier etapa de la vida. Debido a los diferentes cambios hormonales, las mujeres, a veces nos encontramos con éste tipo de manifestaciones aisladas. Son procesos que constituyen parte de los efectos naturales del paso del tiempo, sobre todo cuando comenzamos a notar un envejecimiento biológico que se acentúa mucho más en la menopausia.
Estas pieles deben su sequedad a un déficit de agua en la superficie. Los agentes externos favorecen la eliminación del agua superficial
conduciendo a un resecamiento y mayor descamación.

Cuidados

-Para la limpieza facial diaria, no utilices jabónes. Usa siempre productos suaves que no alteren la capa hidrolipídica de la piel. Evita utilizar tónicos astringentes o con alcohol.
-No olvides extender tu hidratante también por cuello y escote.
-Evita poner la calefacción a una temperatura muy elevada. Y en verano, no abuses del aire acondicionado.
-Evita el frío y el sol excesivo, así como el viento, en caso de no poder evitarlo protege tu piel con una crema nutritiva.
-Si viajas en avión, recuerda aplicarte un buen producto para paliar los efectos de la sequedad ambiental y beber mucho agua durante el vuelo.
-Toma el sol siempre con precaución y usando la protección adecuada.
-Bebe al menos dos litros de agua, repartiéndolos durante el día.
-Utiliza siempre productos para piel seca ricos en colágeno, elastina, ácido hialurónico, o lo último en tecnología cosmética, como puede ser el zinc-glycine complex, un descubrimiento que representa todo un logro en cosmética anti-edad para retrasar el envejecimiento celular y a la vez humectar tu piel.
-Sigue los consejos de tu esteticista para mantener una piel cuidada y sana, en cuanto a qué tipo de productos son las más convenientes según el estado de tu piel: mascarillas, vitaminas, exfoliantes, sérums, etc.
– Recuerda seguir una dieta equilibrada. Una dieta extremadamente pobre en grasas puede aumentar la sequedad cutánea.

Montse Sanz (Directora de centro de estética)

Prepárate para tu boda

El deseo de toda novia es estar muy guapa y espectacular el día de su boda. Todas las miradas se centrarán en ti y tu piel debe estar radiante y perfecta, lo que se reflejará en cada fotografía.
Es muy importante planificar adecuadamente la agenda de belleza, de lo contrario el estrés puede hacer estragos en tu piel.

Tres meses antes y como cada novia es distinta, se recomienda la primera visita al centro de estética, para realizar un diagnóstico y determinar los tratamientos que necesites. A continuación te presento un programa básico de belleza para tu boda.

Un mes y medio antes de la celebración, es imprescindible realizar una higiene facial en profundidad como comienzo para preparar la piel para tratamientos posteriores. Al mismo tiempo es muy importante revisar el diseño y depilación de las cejas.

Realizaremos semanalmente un tratamiento facial dependiendo del tipo y estado de la piel. Si es una piel grasa el tratamiento irá destinado a normalizar la secreción sebácea. La piel seca necesita mucha hidratación, por lo que son muy recomendable los tratamientos con Velos de colágeno. Los efectos de estos tratamientos son progresivos y acumulativos y a medida que pasen los días la piel mejorará notablemente, para que tu maquillaje luzca perfecto.

Un mes antes, coincidiendo con el día de la prueba del vestido y del peinado, aprovecharemos para hacer la prueba de maquillaje. De esta manera comprobaremos con antelación que tonos son los que más nos favorecen, pudiendo realizar después alguna modificación.

Durante los diez días previos, es muy recomendable hacerse un permanente y tinte de pestañas por su efecto favorecedor en la mirada. Al mismo tiempo un tratamiento de contorno de ojos ayudará a mejorar el aspecto, calmando y refrescando la mirada. Volveremos a revisar el diseño de las cejas y las depilaremos.

Una semana antes realizaremos una pedicura completa con un peeling y esmaltado de uñas. También una exfoliación corporal nos dejará la piel muy suave y sedosa, ideal si piensas tomar el sol durante tu luna de miel.

Si no has previsto con antelación la idea de fotodepilarte, programaremos la cita de la depilación con cera 3 ó 4 días antes de la ceremonia.

Para lucir un perfecto bronceado sin agredir tu piel es ideal realizar una sesión de DHA con caña de azúcar dos días antes de la boda.

El día antes acabaremos de ultimar detalles, repasando las cejas y con una manicura, pudiendo optar por el esmaltado permanente, para lucir unas uñas perfectas durante dos semanas. Y para que la última noche de soltera tu sueño sea reparador, lo más recomendable es un tratamiento relajante anti-estrés, por ejemplo de chocolaterapia.

El día de la ceremonia, después de acudir a la peluquería, solo nos quedará el maquillaje y si en los meses más calurosos, a la vez y para no perder más tiempo, te puedes realizar un tratamiento con vendas frías o una sesión de presoterapia para que sientas tus piernas ligeras en un día tan especial.

Montse Sanz (Directora de centro de estética)

Los desodorantes

Sudar es una de las formas que ha encontrado nuestro organismo para regular la temperatura. Si nos encontramos en ambientes calurosos, la sudoración se produce para impedir un desequilibrio en el cuerpo.

Los olores corporales provienen de las bacterias, que transforman el olor corporal de las axilas y la planta de los pies en un olor ácido. Con la ducha diaria eliminamos las bacterias durante un corto período de tiempo.

Es muy importante evitar los desodorantes que contengan Clorhidrato de Aluminio, por ser agresivos para la piel y para los órganos internos, pudiéndose acumular en los riñones y en el hígado con los daños que eso conllevaría. La piel es permeable al Clorhidrato de Aluminio.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Keele (Inglaterra) apunta la posibilidad de que el uso frecuente de desodorantes con efecto antitranspirante propicie la aparición de casos de cáncer de mama.
Los científicos encontraron en los tejidos mamarios elevados niveles de aluminio, sustancia presente en el 90 por ciento de los agentes antitranspirantes de la mayoría de los desodorantes que tratan de evitar la sudoración. Las mayores concentraciones de aluminio, sustancia que estudios anteriores se ha relacionado con el cáncer de mama, se encontraban en la zona del pecho próxima a las axilas, donde generalmente se aplica este tipo de productos y donde se detectan la mayoría de estos tumores.

Existen además estudios médicos sobre los parabenos, que se usan en algunos desodorantes y antitranspirantes.  Se ha demostrado que imitan la actividad de los estrógenos en las células del cuerpo. Aunque hay mucha controversia con respecto a los parabenos, hoy en día existen bastantes estudios que aconsejan un uso moderado de este tipo de conservantes, ya que se han relacionado con la aparición de tumores. Los parabenos se usan en muchos cosméticos, alimentos y productos farmacéuticos, según la FDA, en la actualidad. Los consumidores pueden leer la etiqueta de ingredientes para determinar si un desodorante o antitranspirante contiene parabenos, estos parabenos se pueden identificar fácilmente por nombre; por ejemplo: metil parabeno, propil parabeno, butil parabeno o bencil parabeno.

Los antitranspirantes, bloquean las glándulas sudoríparas de las axilas, provocando la acumulación de toxinas.

Por eso en estètica Malgrat, dónde apostamos por una cosmética sana y sin peligros, os damos a conocer nuestro desodorante natural, es un cristal mineral totalmente natural hecho con alumbre, libre del tan temido Clorhidrato de Aluminio y de parabenos. Nos aportará una sensación de frescor durante 24 horas, evitando de manera segura los olores desagradables y reduciendo el sudor sin obstruir el poro. Indicado para todo tipo de pieles, incluso para las más sensibles.
Además, un desodorante de cristal mineral dura hasta dos años utilizándolo diariamente, por tanto el ahorro económico es bastante alto.

Montse Sanz (Directora de centro de estética)

La columna vertebral y sus curvas

La columna vertebral es el verdadero pilar central de nuestro cuerpo, aunque los términos columna o pilar sugieren un apoyo recto y vertical, en estado natural la columna vertebral va variando su posición respecto al eje central del cuerpo, adentrándose en la región cervical y lumbar y saliendo hacia atrás en las zonas dorsal y sacra, lo que le confiere un arqueado equilibrado, que se adapta al centro de gravedad del cuerpo.

Los términos científicos que se usan con frecuencia, nos hablan de curvas lordóticas, que quiere decir convexas o hacia adentro, en la zona cervical y lumbar, y curvas cifóticas, que son cóncavas o hacia afuera, por la zona dorsal y sacra.

La columna vertebral es la que da forma a nuestro torso y por lo tanto es esencial a la hora de concretar la actitud global del cuerpo. Gracias a sus múltiples articulaciones, la columna es capaz de compensar los cambios de posición de la pelvis y las piernas, así como de la cabeza y los brazos para intentar que el equilibrio se vea lo menos alterado posible.

Si aumenta la inclinación de la pelvis, por unos tacones excesivos o por un abdomen prominente (por embarazo ¡O no!), automáticamente se acentúa la curva lumbar o lordosis; recordemos que el centro de gravedad del cuerpo se encuentra entre el pubis y el ombligo, motivo por el cual se fuerza la columna en una zona de máximo apoyo del peso del tronco y la pone en una situación comprometida que a la larga puede ser dolorosa, además de dejar el abdomen desprotegido.

Si lo que advertimos es un aumento de la curva dorsal o cifosis, por una musculatura débil, sedentarismo, posiciones incorrectas, u otras causas, se hace necesario corregir la postura de los hombros y de la cabeza evitando que se proyecten adelante puesto que nos hará cerrar el pecho, dificultando el desarrollo de la caja torácica y la ventilación correcta de los pulmones afectando directamente a la respiración.

Todos estos aspectos tienen una repercusión directa en el sistema nervioso central y sus respuestas. La médula pasa por el interior de la columna vertebral y de ella surgen todos los nervios raquídeos que llevan información a todos los órganos, dependiendo de esta actividad el buen funcionamiento del cuerpo.

Podemos decir que la forma de la columna vertebral condiciona nuestra salud, la posición del cuerpo y la actitud ante la vida con sus cambios y oportunidades, haciéndose evidente la importancia de mantener una espalda sana y en su estado óptimo.

 

Montse Sanz (Directora de centro de estética)

Uñas perfectas

Tener unas uñas bonitas y cuidadas es algo muy importante puesto que nuestras manos son nuestra carta de presentación hacia el exterior; con ellas expresamos lo que quizás con las palabras no podemos hacer, por eso es primordial tener unas manos cuidadas, y las uñas son un signo de salud y elegancia; además, dan armonía y protección a los dedos. Cuidarlas y nutrirlas diariamente es tema tanto para ellas cómo para ellos.

A continuación te ofrecemos unos consejos para tener las uñas perfectas:

-Utiliza crema de manos, también en las uñas que se deshidratan con facilidad.

-Siempre que uses detergentes fuertes, utiliza guantes.

-Evita el agua muy caliente, las uñas sufren con temperaturas excesivas.

-Cada noche, dales un masaje con aceite de argan ,rico en vitamina E. Tus uñas se fortalecerán y serán más flexibles.

-No debes cortarte las cutículas, para evitar un riesgo de infección. Si las empujas con un palito de naranjo las cutículas se mantienen más saludables. Podemos eliminarlas con uno exfoliante especial de cutículas aplicado regularmente y realizarnos un masaje con aceite de aguacate.

-Aplícate una base protectora antes de pintarlas, para nutrir las uñas y hacer más duradero el esmalte, eligiendo siempre esmaltes de calidad.

-Utiliza siempre un producto sin acetona para retirar el esmalte de las uñas.

-Con una buena manicura cada semana, además de ser saludable, mantendrás unas manos perfectas.

Montse Sanz (Directora de centro de estética)

La presoterapia y sus beneficios

La presoterapia es un método terapéutico utilizado tanto en fisioterapia como en estética para estimular el drenaje linfático y la circulación periférica. al mismo tiempo que corrige alteraciones del sistema circulatorio mediante la aplicación de presiones sobre diferentes partes del cuerpo.

Los beneficios de la presoterapia son los siguientes:

– Mejora el sistema circulatorio, aumentando el oxígeno en el cuerpo y disminuyendo la tensión sanguínea.

– Mejora el sistema linfático, al nutrir mejor las células y eliminar toxinas, al mismo tiempo que se estimula el sistema inmunológico.

– Estimula y tonifica músculos y articulaciones, ayuda a relajarlos y alivia la fatiga proporcionando una agradable sensación de bienestar.

– Relaja los músculos abdominales e intestinales, mejorando el funcionamiento del aparato digestivo, ayudando a corregir el estreñimiento…

Estos beneficios quedan reflejados en nuestro cuerpo, siendo la presoterapia un complemento ideal para adelgazar, además de constituir una técnica muy utilizada en medicina deportiva.

Conseguimos aliviar, significativamente, muchos problemas de salud como el reumatismo, las migrañas, el estrés, la celulitis edematosa, la retención de líquidos, varices, mejorar de la circulación; cuando existen problemas en postoperatorios, es un gran aliado en los tratamientos pre y pro-liposucción, piernas cansadas, de gran ayuda en tratamientos de cavitación, y acumulación de líquidos; consiguiendo un perfecto drenaje linfático, a través del que se eliminan toxinas y grasas acumuladas.

En el embarazo, mejora el aspecto de la piel, evita la sensación de pesadez en las piernas, previene los riesgos de posibles trombosis venosas en el periodo final y durante el parto. Después del parto, ayuda a recuperar la figura; utilizándose también en el tratamiento de las alteraciones orgánicas que causa la menopausia, como el abultamiento localizado, celulitis, osteoporosis, dolores musculares, sobrepeso etc.

El tratamiento de presoterapia se efectúa introduciendo las extremidades inferiores en unas botas neumáticas con una doble pared que forma una cámara hinchable, donde con ayuda de un compresor se insufla aire a una presión correctamente dosificada en cada zona. Se obtiene un masaje por estimulación mecánica, desde los pies hasta la zona abdominal, aplicando varias presiones sobre cada zona con movimientos de bombeo e impulso, activando la circulación, corrigiendo así alteraciones en el sistema circulatorio y/o linfático.

Se trata de una técnica poco invasiva, sin riesgos, que puede aplicarse en todas las edades y que proporciona además una agradable sensación de relajación y bienestar. Es uno de los mejores métodos para librarse de la celulitis, modelar el cuerpo, eliminar toxinas y sentirse bien.

Montse Sanz (Directora de centro de estética)

Guardar

El drenaje linfático y su importancia en los tratamientos estéticos y de salud

Nuestro organismo, de forma natural, acumula diariamente grand cantidad de toxinas que afectarán a su aspecto externo y, sobre todo, a su funcionamiento. Facilitar su eliminación comporta importantes beneficios, y la forma de hacerlo es mediante técnicas de masaje que mejoren el sistema linfático, mejorando a su vez el sistema inmunológico, la salud y calidad de vida.
La linfa es el líquido que nutre los tejidos de nuestro organismo, la fábrica bioquímica que produce millones de glóbulos blancos y anticuerpos de defensa y, además, transporta los residuos que limpian las diferentes partes del cuerpo.

El descubrimiento de las funciones de la linfa, se atribuye a los antiguos griegos. En 1936, el matrimonio Emil y Estrid Vodder -fisioterapeutas daneses- presentó al mundo el drenaje linfático, terapia que está muy reconocida por la comunidad científica.

El drenaje linfático se ocupa de eliminar toxinas y mantener el sistema en óptimas condiciones. Este masaje que no tiene nada que ver con el masaje tradicional, se realiza mediante maniobras manuales muy suaves basadas en un profundo estudio de la anatofisiología del sistema linfático, Se realiza empujando tangencialmente la piel hasta el límite de su elasticidad. Estos empujones se hacen hacia la dirección de “desagüe” en sentido a los ganglios, activando la circulación linfática, especialmente la subcutánea.

Indicaciones:

Celulitis, acné, dermatitis, edemas, trastornos de origen reumático (articulares y extraarticulares), trastornos neurológicos (cefaleas, migrañas, neuralgia del trigémino), hematomas, piernas cansadas, pre y post iposucción… y siempre que nos apetezca un masaje sedante antiestrés.

Beneficios:

En la linfa: el nacimiento de los vasos linfáticos se encuentra a nivel cutáneo, por lo cual, al estimular la piel con el masaje, se acelera la circulación linfática y sus efectos de eliminación.

En la circulación sanguínea: activa la velocidad de servicio de las paredes venosas.

En el sistema nervioso: durante el masaje, el contacto que se produce con los receptores nerviosos cutáneos, da lugar a una reacción desde la epidermis hasta la médula espinal, siguiendo las raíces sensitivas. El estímulo llega al área sensitiva del cerebro.

En la musculatura: Los grupos musculares adyacentes se contraen, desarrollando fuerza y movimiento, o se relajan según la maniobra empleada. Además, produce un aumento importante de la circulación venosa y linfática en los músculos, incrementando la cantidad de oxígeno y aumenta el metabolismo muscular, tanto a nivel deportivo como terapéutico.

En la sangre: en casos de anemia, el drenaje linfático efectuado a nivel abdominal, estimula la función formadora de hemoglobina.

En la piel: aumenta la temperatura corporal, reportando importantes beneficios cuando se trata de trastornos circulatorios, neurovegetativos, etc.

En el tejido adiposo: disminuye la celulitis y la grasa localizada, puesto que acelera la circulación.

En el metabolismo: la acción del masaje drenante, produce un aumento de la cantidad de orina. Se incrementa la filtración a nivel renal y seguidamente la eliminación de residuos corporales.

El masaje californiano

Como su nombre indica, este masaje nació en California, en los años 60. Evolucionó y se amplió para tratar con éxito el dolor crónico y los problemas posturales.

Es una fusión de diferentes técnicas de Oriente y Occidente, combinando variadas y creativas formas de realizar presiones, estiramientos, largos y lentos deslizamientos sobre la piel, fluidas fricciones, amasamientos, escultura de la musculatura profunda, suaves manipulaciones articulares, sutil balanceo sacro-craneal y la precisión de un rítmico y sutil trabajo neuromuscular. Todas estas maniobras cuentan con una base científica, que generan diversas respuestas fisiológicas en los tejidos blandos de nuestro organismo.

El masaje californiano se realiza con distintas partes de las manos, antebrazos y codos, utilizando la mejor cosmética para facilitar la fluidez.

Está indicado para aliviar tensiones, dolores articulares, estabilizar el sistema nervioso y hormonal, aplacando ansiedades y depresiones; mejorar la circulación sanguínea, aumentar la flexibilidad y el bienestar personal. Nos permite relacionarnos con nuestro cuerpo y nuestra mente a través de positivas y agradables sensaciones que nos ayudan a eliminar los patrones de tensión establecidos en nuestro inconsciente y que nos limitan el movimiento corporal.

Cada profesional transforma este masaje en su forma de arte personal, siendo único y personalizado cada masaje. Hay personas que necesitan sutiles movimientos de quietud para encontrar la calma, y otras que agradecen que les movilicen la energía que tienen estancada. Los movimientos del masaje californiano se realizan como una danza sanadora con diferentes ritmos donde cuerpo, emociones y mente viven una experiencia donde la energía fluye hasta liberar dolores y tensiones. Con frecuencia se rompen viejos patrones de tensión y se liberan antiguas emociones.

En un lugar profundamente arraigado en nuestro interior encontramos el auténtico bienestar que se manifiesta cuando el cuerpo, la mente y el espíritu están en armonía.

Para ello nos ayudamos de un lugar muy agradable, con mucha paz, cuidando mucho la temperatura y con una música que va a servir para disfrutar de una sensación aún más placentera.

El masaje californiano es uno de los masajes más relajantes y energizantes que existen por sus movimientos largos y su ejecución sobre todo el cuerpo meciéndose harmónicamente.

Montse Sanz (Directora de  centro de estética)

Articulo publicado en el “diari digital Malgrat Confidencial” el 3 de noviembre de 2011

Masaje Kobido

El Kobido encuentra sus raíces en la medicina tradicional china, cuyos orígenes se remontan a los tiempos del emperador Huan Di (2697-2597 aC). Llegó a Japón hacia el año 1300 dC donde se concibió no sólo como un tratamiento estético, sino muy ligado al concepto de salud. De esta manera, la belleza consistía en una apariencia luminosa, jovial y a la vez de aspecto saludable.

Es por ello que la emperatriz de Japón, al solicitar sus tratamientos de belleza, pedía específicamente el masaje Kobido, convirtiéndose en un tratamiento exclusivo de la familia imperial.

Según la tradición japonesa, la belleza es el reflejo del equilibrio óptimo entre lo físico, lo espiritual y lo psicológico y llega de una forma natural si una persona logra tener estos tres elementos en armonía. El Kobido se diferencia, fundamentalmente, de los masajes occidentales en que, mientras estos trabajan la superficie de la cara con movimientos suaves, el masaje facial japonés está basado en técnicas de percusión combinadas con técnicas de masaje profundo y superficial, trabajando la musculatura interna.

Un masaje muy relajante a la vez que efectivo, poco a poco, está siendo reconocido en toda Europa como el “Lifting sin cirugía”, por sus espectaculares resultados.

Beneficios:

  • Fortalece y tonifica la musculatura facial, ayudando a prevenir la flacidez y las arrugas. Por lo tanto mejora en gran medida la tonicidad y firmeza de los músculos faciales, recuperando el óvalo facial perdido.
  • Proporciona el medio ideal para vehiculalizar los productos cosméticos utilizados en el tratamiento facial.
  • Favorece la eliminación de células muertas, aumentando la luminosidad y dando un aspecto saludable y juvenil.
  • Aumenta la circulación de la piel, incrementa el aporte de nutrientes y en consecuencia retrasa de manera evidente los signos visibles del envejecimiento.
  • Ayuda a incrementar la temperatura de la piel, activando así el sistema linfático, lo que permite transportar y eliminar más eficientemente las bacterias y las toxinas de las células de la piel.
  • Aumenta la capacidad de la piel para retener la hidratación, creando una barrera emoliente contra la evaporación.
  • Libera las contracturas del tejido muscular, permitiendo una buena irrigación sanguínea por toda la superficie del rostro. Esto aporta oxígeno y nutrientes hasta las células de piel. Únicamente cuando la circulación sanguínea se ve mejorada las células de la piel pueden repararse y rejuvenecerse por sí mismas.
  • Produce una relajación muy importante del sistema nervioso por lo que lo convierte en un masaje que proporciona un relax profundo a nivel físico y psíquico.

Montse Sanz (Directora de  centro de estética)

CONSEJOS PARA ALIVIAR LA PESADEZ DE PIERNAS

El objetivo es disminuir el peso de la sangre y “vaciar” los sacos venosos distendidos, causa de la mala circulación sanguínea, de modo que debemos actuar desde varios frentes:

Cuidados estéticos:

Aplicar a diario y con frecuencia los cosméticos recomendados por un profesional de la estética para mejorar la circulación de retorno y refrescar las piernas.

Es muy recomendable realizar sesiones de drenaje linfático manual, sobretodo cuando la mala circulación va asociada a problemas de retención de líquido y pesadez de piernas. El drenaje linfático es un masaje muy relajante , con manipulaciones muy suaves y lentas, que nos ayuda a eliminar los residuos del metabolismo celular y a estimular la circulación sanguínea.

La presoterapia es también muy recomendable, pues nos hace un drenaje mecánico y neumático muy efectivo. Sentimos la sensación de un masaje muy agradable, de modo que se activa el sistema linfático y se estimula el proceso de eliminación de líquidos retenidos que causan pesadez y dolor en las piernas.

Las vendas frías, ejercen un efecto vasoconstrictor y consiguen aliviar el dolor en las piernas. Consiste en aplicar unas vendas empapadas en una sustancia alcanforada y realizando una envoltura.

En el tratamiento de piernas con masaje circulatorio, utilizamos cosméticosde la más alta calidad, para mejorar la elasticidad de las paredes venosas, lo cual, además de combatir el dolor también  previene problemas estéticos derivados de una mala circulación.

Alimentación:

Es muy importante mantener el peso ideal porque un exceso de kilos genera más tejido graso, y por lo tanto más trabajo de irrigación del  tejido venoso.

Beber abundante agua durante el día para favorecer el drenaje de los tejidos y la eliminación de residuos.

Disminuir el consumo de sal y los alimentos salados como quesos y embutidos, que acentúan el fenómeno de retención de líquidos.

Consumir alimentos ricos en fibras (frutas, verduras, arroz integral,..) para evitar el estreñimiento, el cual dificulta el buen funcionamiento de la circulación venosa.

Ejercicio físico:

Caminar, nadar o ir en bicicleta 30 minutos diarios.

Mover los pies con regularidad a lo largo del día en caso de pasar mucho tiempo sentada.

Refrescar las piernas con agua fría tan a menudo como podamos.

Montse Sanz (Directora de centro de estética)

Guardar

CONSEJOS PARA UNA BUENA DIGESTIÓN

La digestión es el proceso por el cual aprovechamos los nutrientes de los alimentos y eliminamos los que no son digeribles.  Los alimentos tal y como los ingerimos carecerían de valor nutritivo sin el proceso de la digestión, así pues, gracias a ella, hacemos posible que el cuerpo absorba sustancias esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo como vitaminas, glucosa, hierro o aminoácidos.

Lo que en un principio puede parecer un proceso fácil implica miles de reacciones bioquímicas y una correcta coordinación de todo el aparato digestivo, por ello, aunque el tiempo de digestión es variable, para una comida normal es necesario dos horas como mínimo.

Cada nutriente tiene su propio sistema de asimilación, así que para que la nutrición sea correcta es imprescindible que nuestro sistema digestivo esté sano, aunque a veces, sin tener ninguna alteración o enfermedad la digestión es problemática.

Factores que influyen en el proceso

  • Masticación

Es el primer paso de la digestión, si ésta no es correcta la secreciones estomacales no pueden actuar convenientemente sobre los alimentos, ya que no están bien triturados y la saliva no los puede emulsionar. Si tenemos una mala masticación provocamos una digestión pesada, comeremos en exceso (por la falta de salivación) y asimilaremos mal los alimentos, entre otras cosas.

  • Horario

El cuerpo se rige por una serie de hábitos y costumbres. Si seguimos el mismo horario de comidas el proceso de la digestión está “preparado” a la misma hora, por lo tanto, las comidas que se ingieren en el horario habitual tienen más probabilidades de tener una buena digestión.

  • Dosis de los alimentos

Además de sobrepeso, una ingesta excesiva puede provocar digestiones problemáticas. La motilidad gastrointestinal tiene un límite. Debemos recordar que a mayor edad, menor capacidad de digestión, así que aunque es recomendable a todas las edades, sobre todo aquellas personas que superen los 40 años es importante que hagan comidas moderadas o que estén más repartidas a lo largo del día.

  • Grasas

Una comida con una dosis elevada de grasas requiere una digestión más prolongada, ya que la grasa, entre otras cosas, retrasa la salida del alimento del estómago. Para una buena digestión debemos controlar el aceite, las salsas y las mantequillas en los platos, y evitar los alimentos fritos.

  • Punto de cocción y temperatura de los alimentos

El punto de cocción y la temperatura de los alimentos pueden variar la digestibilidad de éstos. Así pues el arroz, la pasta o las legumbres son más digestivos cuando más cocidos están; las verduras también son más digestivas con cierta cocción. En cambio, en el caso de alimentos proteicos como el pescado, la carne o los huevos no es recomendable cocerlos en exceso, ya que será más difícil absorber sus nutrientes.  Los alimentos muy fríos o demasiado calientes entorpecen la digestión.

  • Bebidas

Una cantidad excesiva de agua durante las comidas puede entorpecer la digestión, aunque depende también del tipo de alimentos y del tipo de agua. Es muy diferente una comida con abundantes vegetales frescos, ricos en agua, que una comida a base de carnes, quesos y alimentos poco hidratados. El agua con alto contenido en bicarbonatos contrarrestan la tendencia a la acidez, por otro lado el agua con gas facilita la digestión. Las bebidas refrescantes, sobre todo las azucaradas, aunque tengan gas, retrasan la digestión. Un vaso de vino tinto puede ayudar a facilitar la digestión, al igual que los licores digestivos, aunque dicho efecto se pierde cuando la ingesta de bebidas alcohólicas es excesiva o son azucaradas.  Una pequeña dosis de café tiene un efecto digestivo, puesto que estimula la secreción gástrica, pero si tomamos una dosis elevada producirá quemazón y acidez, incluso con el café descafeinado, y más aún si se trata de un café con leche, ya que le leche es una bebida muy difícil de digerir.

REISHI “SETA DE LA INMORTALIDAD”

El hongo Reishi es uno de los más utilizados en Asia, donde la medicina tradicional china lo considera el hongo de la inmortalidad, su historia como tratamiento medicinal está documentada desde varios siglos antes de Cristo. Es capaz de ejercer un estímulo general sobre el organismo y actuar como soporte antiedad sin causar efectos secundarios perjudiciales. Ha sido reconocido entre las 10 sustancias terapéuticas más eficaces.

Indicaciones:

  • Adyuvante en tratamientos de quimioterapia y radioterapia.  Se ha observado que las náuseas, vómitos y el agotamiento físico que produce el tratamiento de quimioterapia disminuyen notablemente  si el paciente sigue también el tratamiento con Reishi. Además también se ha descubierto que esta seta, gracias a la acción que ejerce el polisacárido lentinato  (Beta-D-glucano) sobre el sistema inmunológico, ayuda a proteger a las personas sanas, previniendo el desarrollo de tumores cancerígenos.
  • Antihistamínico natural. Un estudio del doctor W.B Stavinoha de la universidad de Texas ha demostrado que el “lanostán” contenido en el Reishi equilibra el sistema inmune y actúa igual que un antihistamínico químico o la hidrocortisona, pero sin sus efectos secundarios.
  • Antinflamatorio y analgésico, por lo que es muy beneficioso para ayudar a combatir el dolor en problemas como artritis o la inflamación de articulaciones. Para paliar los síntomas de la gripe.
  • Es un gran relajante del sistema nervioso. Gracias a la Adenosina y la guanosina con efecto miorrelajante  y sedativo.  Muy eficaz en casos de insomnio y ansiedad.
  • Regulador del sistema inmunológico por la presencia del Beta-D-glucano.
  • Enfermedades cardíacas.  Ejerce una acción tonificante sobre el corazón y el sistema cardiovascular. Ayuda a controlar la presión arterial, mejora la circulación, disminuye grasas en la sangre.
  • Pérdida de peso. Regula el metabolismo lento, y por lo tanto provoca que el cuerpo consuma más calorías de forma natural.
  • Efecto antiedad. Rejuvenece gracias al efecto de sus 150 antioxidantes, retardando significativamente el envejecimiento celular producido por los dañinos radicales libres presentes por la malnutrición, contaminación ambiental, estrés, entre otros. No en vano su nombre científico “Ganoderma Lucidum” viene del griego gano=brillo y derma=piel.

 

El Reishi que comercializamos en Rubi centre d’estètica se presenta en cápsulas vegetales de origen bio-ecológico certificado, libre de gluten. Recomendable incluso durante el embarazo y la lactancia. Un descubrimiento importante es que la efectividad del Reishi puede ser incrementada combinándola con altas dosis de vitamina C. Por eso es importante tomar Reishi junto con Askorbato, un potente antioxidante formulado para optimizar la absorción de los B-glucanos presentes en el hongo Reishi.

LA GRANADA Y SUS BENEFICIOS

Por su alto valor biológico, la granada es un gran aliado para mantener la piel joven y luminosa. Ayuda a la regeneración celular protegiendo la capa exterior de la piel reparándola y cicatrizando las heridas. Es muy rica en Vitamina C y B5, flavonoides, polifenoles, elagitaninos, proantocianidinas y minerales como el potasio, nitrógeno, calcio, fósforo, magnesio y sodio.

Es un gran protector solar, el aceite contenido en las semillas de granada forma un escudo en la dermis ante los rayos ultravioleta evitando el cáncer de piel y protegiéndola del ataque de los radicales libres causantes del envejecimiento celular prematuro.

La granada es estupenda para tener la piel joven protegiéndola del envejecimiento por causa del sol, del tabaco y de los agentes ambientales externos. Deja la piel tersa y previene la manchas.

El aceite de granada mejora todo tipo de piel. Si la piel es seca la hidrata y previene la aparición de grietas e irritaciones. Si la piel es grasa evitará la aparición de acné y puntos negros.

La granada es muy rica en vitaminas y antioxidantes. Su jugo es muy útil para aumentar las defensas del organismo reforzando el sistema inmunológico y limpiando impurezas de la sangre, controlando los niveles de colesterol y previniendo enfermedades vasculares o inclusive el infarto.

El consumo diario de granada ayuda a retrasar la aparición del Alzheimer, ya que mejora la actividad cerebral. Es un excelente antiinflamatorio, puesto que el consumo de sus semillas disminuye los dolores causados por la artritis reumatoide y otros procesos inflamatorios. Actualmente se están realizando estudios sobre la incidencia que la granada tiene en el cáncer y los tumores, sobre todo de estómago, próstata y colon.

Todos nuestros servicios: