Diatermia

El tratamiento con diatermia reactiva las acciones fisiológicas del metabolismo celular creando además una vasodilatación, con un incremento de la circulación sanguínea, mejorando el aporte de nutrientes y oxígeno en las células.

La técnica de diatermia emplea pequeñas corrientes eléctricas de alta frecuencia para elevar la temperatura interna de la zona que estamos tratando, consiguiendo de forma totalmente indolora y muy agradable que los tejidos aumenten la temperatura por sí mismos.

El funcionamiento de la diatermia supone un mecanismo distinto de los tratamientos basados en la aplicación de calor externo, evitando así sus contraindicaciones.

La diatermia es el tratamiento por excelencia no invasivo, que rejuvenece el rostro y moldea la figura, con resultados visibles desde la primera sesión y duraderos en el tiempo.

Tratamos con éxito cualquier zona del cuerpo, tanto para reducir, como para combatir la celulitis y/o flacidez. Brazos, abdomen, abductores, glúteos, senos…

¡Compartelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone